martes, 30 de septiembre de 2008

La historia de Keiko


Keiko había sido capturado en aguas islandesas por la flota pesquera de Jon K. Gunarsson, a la edad de dos o tres años. Permaneció toda su vida en cautiverio, en acuarios de Canadá y México. Luego de su participación en "Free Willy", se inició una campaña para lograr su liberación. Sin embargo, al haber sido capturado a tan temprana edad era imposible reintegrarlo a su ambiente, ya que jamás había aprendido a alimentarse por sus propios medios, además de que el animal padecía enfermedades como papiloma en sus aletas pectorales y tenía la aleta dorsal atrofiada. Finalmente, en 1998 fue transportada en avión desde los Estados Unidos a Islandia para ser puesto en libertad. Pero la orca no pudo dejar de depender de los humanos para sobrevivir. Falleció a los 27 años de neumonía. Keiko siempre será recordado por convertirse en un símbolo de las inhumanas condiciones en que viven los animales en cautiverio, y de la lucha para mejorar su vida.

3 comentarios:

Casandra dijo...

Me encanta la pagina. Es bien creativa e interesante, sobre todo porque me encantan las orcas...de lejitos por supuesto. Me gusto este artículo de Keiko. Aunque uno disfruta mucho viendo su pelicula y viendo otras orcas desempeñandose en los parques acuáticos, es triste ver como terminan estos animales que fueron sacados de su habitat.

Taha-Nimit Yoga Studio dijo...

Muy original,informacion interesante y educativa. La historia de Keiko nos demuestra lo ignorante que pueden ser los ser humanos al tratar de sacar a los animales de su habitat natural. Debemos aprender a respetar el espacio tanto de las personas como de los animales.

lianet dijo...

estos animales no deben estar en cautiverios dejenlos en paz porque se adaptan a vivir con nosotros y cuando los liberas mueren.porfavor dejenlos en paz tienen derechos a vivir en su habitad